1

Pacific Rim

Un poco de referencia

Un poco de referencia

Últimamente ir a cine se ha convertido en una experiencia abusiva. Para empezar esta el asunto del parqueadero, el cual ya había mencionado en un post del otro blog, luego las entradas ya van rozando los veinte dolores por persona, y como si no les bastara con eso, cualquier crispeta trasnochada con medio litro de gaseosa aguada lo despoja a uno del último billetico de a diez que tenga en el bolsillo. Pero ese es tema para otro post. Hoy presento mi reseña de la película “Pacific Rim” dirigida por Guillermo del Toro, versión IMAX y 3D. Si el nombre no les suena es porque probablemente le pusieron un título en español que ni por ahí, algo como “Los cazadores del Pacífico” o quien sabe que otra atrocidad. Esta es la advertencia de que si, se quieren ver la película, mejor no sigan leyendo porque esto está lleno de spoilers.

Para empezar, el director es Del Toro, la misma mente maniática que ha brindado al mundo obras de arte como El Espinazo Del Diablo, Hellboy y El Laberinto Del Fauno, este año nos deleita con un hermoso popurrí de película-desastre en el muy japonés estilo del robot gigante que pelea por los humanos. La premisa es que hay un portal a un agujero de gusano que transporta monstruos prehistórico-godzillicos a nuestro planeta en un futuro no muy distante. Dicho portal se encuentra en lo profundo de la cuenca del océano pacífico y de ahí deriva el titulo de la cinta. Los monstruos llamados “kaiju” (bestia) se dedican a pisotear cuanta infraestructura humana encuentran a su salida del mar, o sea que la tumbada del puente Golden Gate en San Francisco no se hace esperar, y así nos van narrando como la humanidad respondió a estos ataques con la creación de los “jaeger” (cazadores), que básicamente es un homenaje a Mazinger. De ahí en adelante pues no es difícil prever que va a ser un festival de aleaciones varias salpicado con destrucciones masivas de ciudades y una cantidad hermosa de detalles acerca de cómo funciona y se mueve una maravilla tecnológica tan avanzada que requiere no uno, sino dos humanos sincronizados a nivel neuronal para operarlo.

Visualmente, es un ataque constante a la retina, pero uno de esos ataques bonitos. La atención que el director presta a los más mínimos detalles que nos permiten captar la verdadera inmensidad de los robots defensores es casi dolorosa. Pero no sería una película de Guillermo Del Toro si no fuera así, y la verdad es que así fuera un debate del congreso, este señor encontraría la manera de maravillarnos y dejarnos boquiabiertos solo con mostrarnos las corbatas o los escritorios. El 3D es adecuado para darle profundidad al universo y no se siente como una violación al centro del cerebro. En resumen: no me causó una migraña de tres días.

No voy ni a molestarme en comentar lo malo de las actuaciones, solo diré que Idris Elba puede devolverse a seguir de guachimán del puente del arco iris en Thor, porque ni con todo lo bien que el actúa logra rescatar al resto del elenco. Digamos que si ponemos música durante los diálogos, no nos perdemos de mucho y todavía se puede seguir la historia sin contratiempos. Con respecto a la música y el sonido diré que la banda sonora es perfecta porque logra capturar ese sentido de grandeza de los gigantes en conflicto, pero el volumen al que ponen la película en el teatro es casi tan absurdo como el precio de las boletas. O tal vez es que ya me estoy volviendo vieja para eso también.

Entonces que es Pacific Rim? Muy fácil: Es parte Mazinger con CGI, es parte Power Rangers con presupuesto y otra parte Godzilla y sus amigos. Es una película que me dio en el centro de la nostalgia de cuando Koji Kabuto se subía al centro de comando del cerebro transparente de Mazinger y salía a darse en la jeta metálica con quien amenazara al Japón en ese episodio. Pensándolo bien, creo que entre media cara del barón Ashler y un teti-cohete de Afrodita hay más talento que entre la partida de modelos de abercrombie & fitch que reclutaron para salvarnos de los monstruos que no pasaron el casting para Jurassic Park.

4 butifarras. Vayan a verla.